El PP pone freno a la propuesta de UPyD, que permitiría declararse insolvente para acudir a la dación en pago

El Grupo Popular ha adelantado su rechazo para que el Pleno del Congreso tome en consideración una propuesta de ley de UPyD, para reformar la Ley Concursal y abrir la posibilidad a que los poseedores de un crédito hipotecario se puedan declarar insolventes, y acudir a la dación en pago saldando su deuda al entregar la vivienda.

Carlos Martínez Gorriarán, diputado de UPyD, ha defendido que su propuesta pretende “afrontar con rapidez” el “drama” de las personas que, por “situaciones sobrevenidas”, no pueden hacer frente a sus hipotecas.

La idea es retocar la Ley Concursal para que los acreedores puedan acudir a la autoridad judicial y buscar un acuerdo con las entidades bancarias para renegociar las hipotecas. En el caso de no lograr acuerdo, que se permita a las personas físicas declararse insolventes y responder únicamente a la deuda con sus bienes embargables, quedando exonerado el pasivo restante. Además, también fija nuevos criterios para las subastas públicas de viviendas, quitas automáticas e interrupción de intereses de demora en caso de negociación, y cancelación del incremento patrimonial en el IRPF a los desahuciados que no ingresen más de 12.000 euros anuales.

Para evitar que estas situaciones se repitan en el futuro, UPyD propone establecer un límite máximo a los intereses moratorios de las hipotecas, entre otras cosas.

La iniciativa recoge también la exigencia “por ley” de que los bancos ofrezcan “hipotecas de responsabilidad limitada”, y reclama una Ley de Crédito Responsable para que, “si ha habido un fraude, incumplimiento o abuso de la entidad financiera, esté obligada a aceptar la dación en pago”.

Dación en pago, para reducir el impacto de los desahucios

Por su parte, el diputado ‘popular’ Pablo Matos justificaba el rechazo de su grupo, basándose en que esta propuesta fue presentada antes de que el Consejo de Ministros aprobara un conjunto de medidas para “reducir el impacto de los desahucios”, incluyendo la dación en pago “por primera vez”. “No entendemos cómo se decidió traer esta propuesta al Pleno una semana después de que el Ministro anunciara la iniciativa y de haberse publicado”, decía.

Además, criticaba que esta propuesta se presenta “no para evitar el lanzamiento de la vivienda, sino para que el deudor, una vez perdida la vivienda, no continúe debiendo el resto de la deuda de por vida”. Y añadía que “eso es una consecuencia más de un sistema hipotecario injusto y desproporcionado, pero no es la más grave. El verdadero drama es la pérdida del hogar familiar por quienes se encuentran en una situación de insolvencia sobrevenida”.

Por ello, defendía que la propuesta del Gobierno es más completa porque intenta evitar el desahucio con reestructuraciones de la deuda o quitas, y que prevé también alquileres para quienes finalmente pierdan su piso. “Seguimos prefiriendo la norma aprobada por el Gobierno”, zanjaba Matos.

El código del Gobiernos es “un engaño”

Varios partidos de izquierdas, apoyaban la propuesta de UPyD, y aprovechaban la ocasión para para criticar el código de buenas prácticas aprobado por el Gobierno, que tachan de “agua de borrajas” y “engaño” porque sólo prevé una posibilidad de dación en pago con criterios estrictos para poder acogerse y que se aplicará cuando los bancos así lo decidan.

El diputado de CiU, Pere Macías, afirmaba que UPyD ha “copiado esta proposición de ley del Parlamento de Cataluña”, donde se está usando la perspectiva concursal para “dar segundas oportunidades” a los ciudadanos, justificando así su voto favorable a que se tome en consideración la iniciativa.

Fuente: Europa Press

Fuente: El País

Esta entrada fue publicada en Casas, Inmobiliarias, Inmuebles, Pisos, Venta y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.