El Gobierno Vasco incluirá medidas de alquiler en su plan para los desahucios

Los consejeros de Vivienda, Iñaki Arriola, y de Justicia y Función Pública y portavoz, Idoia Mendia, presentarán el próximo miércoles el plan de actuación del Gobierno frente al problema que los desahucios. El plan contiene medidas como facilitar en alquiler viviendas del parque que tiene el Gobierno a los propietarios que no pueden responder de los pagos por la suya a los bancos o cajas de ahorros.

El Gobierno ofrecerá también asesoramiento económico a los afectados por estas dramáticas circunstancias. El origen último de esas situaciones está en los precios desorbitados de las viviendas en los años de la burbuja inmobiliaria, las facilidades de las entidades financieras para conceder préstamos sin las suficientes garantías, y, finalmente, en la pérdida del empleo, a causa de la crisis, por parte de muchas personas endeudadas. A veces, además, por encima de sus posibilidades.

El Ejecutivo hará igualmente un papel de mediación entre los afectados como deudores y las entidades acreedoras con las que tengan firmado su préstamo, con el objetivo de evitar así el desahucio judicial.

El presidente del TSJPV espoleó al Gobierno a tomar cartas en la cuestión

Esta iniciativa del Gobierno vasco pretende ser más ambiciosa y quiere ir más allá de la presentada recientemente por el ejecutivo central, aunque las fuentes consultadas eludieron ofrecer detalles hasta la presentación oficial del plan pasado mañana.

El origen de este plan, en el que han trabajado conjuntamente los dos departamentos citados, con la participación también del de Sanidad, a través de su viceconsejería de consumo y el seguimiento del propio lehendakari, Patxi López, está en un compromiso adoptado por este hace medio año. “Una administración pública no puede quedarse de brazos cruzados ante el drama de quienes no pueden cumplir sus plazos con los bancos y devolver las deudas contraídas”, afirmó. Mucho menos permitir que tengan que abandonar sus casas por un incumplimiento que no es enteramente suyo, ya que los bancos propiciaron el endeudamiento “en los tiempos del crédito fácil”, acusó. López aceptó poner a su Gobierno a trabajar en la búsqueda de alternativas a las órdenes de desalojo que empezaban a producirse a raíz del emplazamiento que le realizó el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Luis Ibarra. En su discurso de apertura del Año Judicial Ibarra demandó del Gobierno vasco una actuación “previa y preventiva” que articulara y reforzara las vías de mediación para evitar los desahucios de familias entrampadas en préstamos hipotecarios de los que ya no podían responder. Los juzgados veían aumentar de modo exponencial su número en los meses precedentes.

La iniciativa pretende ser “mas ambiciosa” que la del Ejecutivo central

“De ninguna manera podemos dejarles abandonados a su suerte”, comprometió el lehendakari en aquel mismo acto. López adelantó que su Gobierno trabajaba ya en el estudio que presentarán Mendia y Arriola el miércoles. Su intervención, trabajada fundamentalmente desde las viceconsejerías de Vivienda y Justicia, se ha basado en las competencias autonómicas de protección de los derechos del consumidor.

La iniciativa experimentó un importante empujón en febrero, cuando el Gobierno reunió en torno al tema a 14 de las 21 entidades financieras a las que citó para tratar la cuestión. El Ejecutivo vio en los asistentes “voluntad de colaborar y llegar a soluciones que satisfagan a ambas partes”.

Fuente: El País

Esta entrada fue publicada en Alquiler, Inmobiliarias y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.